sábado, 25 de octubre de 2008

Cuando llegue la marea



Hace tiempo que abandoné los prejuicios. Durante una travesía los eché al agua, y mientras los veía hundirse me hice el sordo, tarareando aquella canción. No los echo en falta.
Todos estamos hechos de lo mismo. Sólo nos diferenciamos en las proporciones del millón de cosas que, combinadas, nos forman por fuera y por dentro. Las combinaciones son infinitas.
¿Por qué, entonces, veo a los demás tan parecidos y a mí tan distinto?
Si me he convertido en piedra, como todos mis congéneres, impenetrables, ¿por qué, aún así, me encuentro tan fuera de lugar entre los míos?, ¿tan fuera de tiempo?
Vuelvo a tararear la canción. Auyenta algunos pensamientos, pero enciende otros. Cuanto más repito su estribillo, más arde el deseo de ver llegar la marea, de que sus olas me hagan flotar y me saquen al mar, donde imagino que están las respuestas. Entonces cantaré mientras me alejo y, quizá, alguien desde la orilla tenga las mismas preguntas en su cabeza. Porque todos estamos hechos de lo mismo, pero, siendo así, ¿por qué...?
...
...
How does it feel
How does it feel
To be without a home
Like a complete unknown
Like a rolling stone?

3 comentarios:

R. A. Riveiro dijo...

Yo te respondo con otra canción y otras preguntas:
¿Quienes somos ?
¿De donde venimos?
¿A donde vamos?...
Yo no se las respuestas, ni tu ni nadie, pero sabemos que en nuestra semejante diferencia, reside nuestro mayor tesoro, el pensar como todos los que los demas piensan de forma diferente y en que sentirse diferente es simplemente un echo de expresión humana, y de su estado de animo. Todos vemos en los demás que llevan sobre la cabeza el signo de igualdad pero cuando miramos sobre la nuestra nunca alcanzamos a verlo.
Saludos.

XuanRata dijo...

La marea no solo arrastra los cantos rodados. También los va triturando, moliendo sin prisa, y cuanto más pequeñas se hacen las piedras, más se parecen unas a otras, hasta fundirse en arena, y en polvo al fin. ¿Cantaremos entonces with the wing?

Haideé Iglesias dijo...

Me gusta esa piedra encima de la roca, esa particular forma, me gustan los mapas que se dibujan en la roca, mapas que se asemejan a las intrincadas conexiones de las nueronas... mapas que son como los paises vistos desde un satelite... pero que de tan lejos se pierde perspectiva, otra vez digo perspectiva... no hay nada diferente y es todo diferente... quizá y solo digo quizá te quede por desahcerte del unico prejuicio que todavía no has descubierto, el que tienes hacia ti mismo, ¿quizá por eso nos comparamos con los demás? ¿Quizá por eso aun pensamos demasiado?...yo no lo sé, cada uno ha de descubrirlo por si mismo...
Un abrazo