sábado, 15 de noviembre de 2008

Contra viento y marea




Mientras los demás se resguardan de los vientos yo busco la brisa que infle mi vela.
Habrá quien, desde su orilla, mire mi balsa y me imagine buscando ser parte de sus conversaciones. No me importa, veo a través de ellos, no los veo.
Por mucho que piensen ni siquiera saben quien soy.
Yo, transparente y solo también, miro al cielo, oteo, venteo.
El rumor de las olas se repite incesantemente en mi cabeza, y despierta las ganas de navegar hasta lugares solitarios, donde la soledad es menos.